Técnicas aromaterapia -> Aromaterapia: uso adecuado

Técnicas para usar bien la aromaterapia .

Para sacar el mayor beneficio de los aceites esenciales, y prevenir intoxicaciones, quemaduras o la aparición de efectos secundarios adversos, los expertos recomiendan no tomar esencias por iniciativa propia y recavar siempre información sobre el aceite que se quiere usar y el mejor método para hacerlo.

Para sacar el mayor beneficio de los aceites esenciales, y prevenir intoxicaciones, quemaduras o la aparición de efectos secundarios adversos, los expertos recomiendan no tomar esencias por iniciativa propia y recavar siempre información sobre el aceite que se quiere usar y el mejor método para hacerlo.

Según Luisa Telyie, directora de la Academia Tsering y Dra. en Filosofía de Terapia Floral, hay ciertas medidas de precaución que deben tomarse antes de adentrarse en el mundo de la aromaterapia.

Consulte con un médico especialista por la aplicación de aceites aromáticos, en caso de, epilepsia o cáncer. En el caso de las embarazadas, se prohíbe el uso de albahaca, alcanfor, mejorana, mirra, clavo de olor, hisopo, enebro, cedro, salvia y romero.

  • No deben tomarse esencias por iniciativa propia y sin la guía de un médico. Es importante evitar el contacto con los ojos y las mucosas. Si ocurre por accidente, enjuágüese con mucho agua.
  • No aplicar directamente en la piel sin antes probar y cerciorarse de que no tiene alergia. La forma de hacerlo es aplicando una gota diluida en el antebrazo (delante de la muñeca) y esperar al menos 24 horas. Si en el lugar de la aplicación aparecen manifestaciones como enrojecimiento o irritación es mejor evitar el uso.
  • La aromaterapia debe evitarse en los embarazos que presenten complicaciones. Tampoco debe utilizarse durante el primer trimestre de un embarazo normal, y a partir de entonces sólo bajo la dirección de un experto en aromaterapia.
  • No exceder la cantidad de gotas ni tiempo de uso del aceite esencial y respetar en su totalidad las recomendaciones asociadas a cada producto.
  • Cerciórese de la calidad del aceite que usa. Si éste no es puro, presenta oxidación o está vencido, puede generar una reacción alérgica en la persona.
  • Consulte con un médico especialista por la aplicación de aceites aromáticos, en caso de, epilepsia o cáncer. En el caso de las embarazadas, se prohíbe el uso de albahaca, alcanfor, mejorana, mirra, clavo de olor, hisopo, enebro, cedro, salvia y romero.
  • Para los niños hay que diluir bien las esencias y utilizar las más delicadas como manzanilla, lavanda, naranja, mandarina o rosa benjuí.
  • Para niños de 3 años usar la mitad de la dosis recomendada para un adulto.
  • Para menores de un año usar sólo en los baños y una sola gota de esencia.
  • Las esencias deben mantenerse fuera del alcance de los niños.
  • Se desaconseja el uso en edad pediátrica de los siguientes aceites: tomillo, eucalipto, salvia, anís y todos aquellos que se consideren tóxicos o ligeramente tóxicos.
  • En dosis elevadas ciertas esencias se consideran ligeramente tóxicas sobretodo para personas sensibles

¡Cuidado con algunas esencias!

En los aceites esenciales no todo son virtudes y beneficios, algunos de ellos, deben ser usados con mucho cuidado ya que pueden presentar desagradables efectos secundarios.

Según Telyie, “existen determinados aceites esenciales que son altamente combustibles, pues en sus composiciones aparecen diferentes tipos de cetonas y alcoholes. Otros aceites esenciales son "fototóxicos", es decir, pueden causar manchas y/o irritaciones de la piel si se utilizan en zonas del cuerpo que queden expuestas a la luz del sol. Dentro de estos se encuentran los de limón, lima, bergamota, naranja y mandarina. Estos aceites no deben verterse directamente sobre la fuente de calor porque son inflamables”.

Estas son algunas esencias con las que es recomendable tener un cuidado especial:

  • Almendras amargas: se debe tener mucho cuidado, pues contiene ácido prúsico, es decir, cianuro.
  • Alcanfor marrón o amarillo: la inhalación prolongada de esta esencia produce jaqueca. Es cancerígena y no debe confundirse con el alcanfor blanco o alcanfor rectificado, que suele ser más seguro.
  • Ámbar:según la experta, “si le ofrecen este aceite como puro desconfíe de él”. El verdadero aceite de ámbar no se encuentra en el mercado y se obtiene de resinas fosilizadas. Se suele adulterar con compuestos sintéticos o una mezcla de amaro y benjuí. El ámbar gris es una sustancia que se extrae de las ballenas. Es muy costoso y se utiliza en perfumerías.
    Fuente: puntovital.cl

 



Aromaterapia: uso adecuado