Masajes -> Masaje aromaterapéutico

Técnicas básicas del masaje aromaterapéutico

Este es un masaje que debe ser relajante y terapéutico, por tanto las maniobras o movimientos que se realicen deben de ser suaves y siempre debe de darlo un profesional cualificado para ello.

En el masaje para aromaterapia se emplea una amplia gama de movimientos. A continuación se describen tres de las técnicas más sencillas:

· Técnica de Frotamiento: Este movimiento amplio es el más utilizado en la aromaterapia. Potencia el flujo sanguíneo y permite a la sangre circular más libremente. Comienza con una presión fuerte en dirección al corazón y una más ligera en dirección contraria, abarcando un área amplia. Las manos deben estar relajadas y amoldarse bien a la forma del cuerpo mientras se deslizan rítmicamente sobre la piel.

· Técnica de Recogido o amasado: Se trata de un movimiento enérgico que estimula el tejido muscular, activa la circulación y reduce la fatiga al favorecer la eliminación de productos de desecho. Se toman porciones de carne y se pellizcan y retuercen, primero con una mano y luego con la otra. Se pasa a la zona contigua y se repite la operación, que debe realizarse lenta y rítmicamente, como si se estuviera amasando una pasta, después de relajar el área con un frotamiento previo.

· Técnica de Mariposa: Estos movimientos estimulan la circulación y ayudan a eliminar el exceso de fluidos. Se apoya el talón de la mano sobre la piel y se desplaza en profundos círculos aplicando una pequeña presión. Tras repetir el movimiento varias veces, se desplaza la fricción a la zona inmediata, sin perder el contacto con la piel. En áreas pequeñas, se pueden emplear los pulgares.
Fuente: quiromasaje.org


Masaje aromaterapéutico Efectos del masaje Excipientes, aceites y cremas Masaje aromático