Masajes -> Masaje aromático

El masaje aromático


Respectando siempre las precauciones básicas, los aceites esenciales son de uso simple y placentero. Por su alta concentración, se usan siempre en muy pequeñas cantidades exprimidas generalmente en número de gotas.
Dependiendo del objetivo buscado y de las propiedades del aceite, existen diversas formas de usar los aceites esenciales para mejorar nuestro bienestar:
La aplicación externa es la vía más idónea para la difusión rápida de los principios activos de los aceites en el organismo:
- en aplicación cutánea à través de masajes, fricciones o baños y de cuidados cosméticos (mascarillas, saunas faciales, compresas…, lo que llamamos la aroma cosmética)
- en difusión atmosférica o en inhalación

La mayoría de los aceites esenciales no se pueden usar puros directamente sobre la piel, debido a su alta concentración que puede irritar los tejidos. Generalmente, deben ser diluidos en una base de aceite vegetal para crear una loción o un aceite de masaje. También, podemos añadirlos a una crema neutra para un tratamiento cosmético.

Solo algunos aceites esenciales pueden usarse directamente sobre la piel, y con ciertas precauciones: son los aceites de Lavanda Fina y de Árbol de Te. Al contrario, existen otros como el Ajedrea, el Tomillo Timol, el Orégano, el Clavo y la Canela, que contienen muchos fenoles, y por lo tanto son irritantes para la piel (dermocausticos).

Los masajes y los baños aromáticos permiten cuidar el cuerpo aprovechando la mayoría de las propiedades de los aceites esenciales.

El masaje y la fricción aromáticos

Pueden ser preventivos, curativos o ser simplemente un cuidado corporal relajante y placentero. Los masajes y fricciones tienen un impacto físico, psíquico y emocional (en este caso provocan reacciones emocionales como llantos, risas, profunda relajación….). Con un olor agradable, la eficacia del masaje aromático se verá incrementada. Los masajes o las fricciones aromáticas favorecen la absorción de los aceites esenciales por la piel.

Los aceites esenciales siempre se diluyen en un aceite vegetal elegido en función de sus especifidades (ver la sección “aceites vegetales”). Los aceites esenciales penetran en las capas cutáneas y se difunden rápidamente en el organismo por el intermediario de la micro circulación superficial.

Existen distintas técnicas de masajes:
- roce: gesto amplio con la superficie de la mano.
- digito presión: pequeños círculos sobre una superficie limitada.
- “peignage”: dedos en garra, desplazamiento uno detrás del otro.
- amasamiento: masajear los músculos con las dos manos.
- auto masaje: roce, masajes circulares.

El masaje actúa sobre el nivel de energía del organismo. Aumenta la circulación sanguínea y el drenaje linfático. Favorece la eliminación de toxinas. Tonifica los músculos, aumenta la oxigenación y libera las fibras musculares del ácido láctico y carbónico responsables de los calambres. Una fricción con una preparación a base de aceites esenciales por la mañana después de la ducha aporta una gran energía al organismo, un masaje relajante por la noche, favorecerá el sueño. El efecto duradero de los masajes se obtiene repitiendo los cuidados con regularidad.

La espalda es idónea para masajes que aportan relajación muscular y bienestar. A lo largo de la columna vertebral se sitúan numerosos nervios, que controlan los órganos internos.
El masaje de las piernas se hace desde el tobillo hacia el muslo. Permite tener en cuenta los problemas venosos o de celulitis.
El auto masaje se utiliza en problemas circulatorios, muy suavemente sin ejercer ninguna presión. Estimulando la circulación sanguínea, el masaje favorece la oxigenación de los tejidos y el transporte de los nutrimentos. Para luchar contra la celulitis, el auto masaje, se practica después de un baño con aceites esenciales. En este caso, debe ser vigoroso para permitir una buena eliminación de las toxinas.
Un masaje facial permite alisar la piel, obtener una tez más luminosa y un rostro descansado.

Preparación de los aceites de masaje:
El aceite de masaje se formulará según el objetivo del masaje. Habrá que tener en cuenta dos factores:
- cuanto más fluido será el aceite vegetal portador, más profunda será la penetración del aceite esencial. Recomendamos el uso de los aceites vegetales prensados en frió, ya que la pie los absorbe mejor.
- el grado de dilución del aceite esencial podrá variar del 0,5% para un tratamiento cosmético, hasta el 20% para un efecto localizado.

Dilución de los aceites esenciales en los aceites de masaje corporales:
Los aceites de masajes tienen que respetar unos porcentajes de dilución de los aceites esenciales, en función de la zona de aplicación del masaje.
- dilución del 1,5% al 3% de aceites esenciales para los adultos.
- dilución del 0,5 al 2% para caras y pieles sensibles (comenzar por 0,5%, luego aumentar progresivamente hasta un 2% si necesario).
- aceite para el rostro, dilución al 0,5% en utilización diaria, para el adulto (0,5% = una gota de aceite esencial para dos cucharas a café de aceite vegetal).
- aceite para el cuerpo, dilución del 2 al 3% en utilización diaria, para el adulto (2 al 3% = dos a tres gotas de aceite esencial para una cuchara a café de aceite vegetal).

Para un masaje completo del cuerpo, se utiliza una mezcla de aceites esenciales en aproximadamente 20 ml de aceite vegetal.
Para un masaje de la cara, del cuello o de los pies, se utiliza una mezcla de aceites esenciales en aproximadamente 10 ml de aceite vegetal.
Para un contacto agradable sobre la piel, se aconseja calentar previamente la preparación en las palmas de las manos.

En resumen, se puede memorizar el cuadro siguiente:
Para crear una mezcla de 50 ml de aceite de masaje, se pondrá en un aceite vegetal:
- 10 gotas A.E. para una mezcla al 1%
- 20 gotas A.E. para una mezcla al 2%
- 30 gotas A.E. para una mezcla al 3%
- 50 gotas A.E. para una mezcla al 5%

Un mililitro de aceite esencial corresponde a 20 gotas (utilizando el cuenta-gotas Florame de un frasco de aceite esencial de 10 ml) o a 40 gotas (utilizando el cuenta-gotas Florame frasco de aceite esencial de 5 ml).
Para un masaje sobre todo el cuerpo, la dilución de aceites esenciales estará entre el 2% hasta el 5% máximo. Para un masaje localizado en el abdomen o la espalda, la dilución utilizada estará entre el 10% y el 15%. Para una fricción muy localizada en los centros energéticos (chakras) la dilución puede alcanzar el 20%.
Fuente: florame.com.es




Masaje aromaterapéutico Efectos del masaje Excipientes, aceites y cremas Masaje aromático